Inicio / Jazz / Historia y características del Jazz Combo

Historia y características del Jazz Combo

El jazz es una forma de arte estadounidense cuyas raíces se remontan a las canciones y cantos de esclavos de mediados del siglo XIX. A principios del siglo XX, la forma de arte floreció como música instrumental en el sur de los Estados Unidos, principalmente a lo largo del río Mississippi y específicamente en Nueva Orleans, Louisiana.

Los primeros combos de jazz instrumental de Nueva Orleans variaron en instrumentación. La mayoría de las veces, estos primeros grupos de jazz generalmente consistían en trompeta, clarinete, trombón, tuba y batería. Esta instrumentación se convirtió en lo que se conoce como el combo “dixieland”, subiendo por el río Mississippi hasta Chicago, donde la música se popularizó con grandes del jazz como Louis Armstrong.

Los combos de Dixieland se pueden considerar como grupos que tocan música de improvisación “polifónica”. Cada instrumento es independiente de todos los demás, y cada jugador crea improvisaciones musicales independientes basadas en melodías conocidas o “melodías” del día.

Los intérpretes de estos primeros combos de jazz tenían cada uno un papel distinto dentro del grupo. Se dependía del trompetista para expresar la melodía de la canción, mientras que el clarinete improvisaba líneas complejas por encima de él. El papel de los trombonistas era improvisar o “rellenar” el registro medio con líneas y notas que eran esenciales para los cambios de acordes de la canción en sí. El tuba (o bajista) generalmente establece notas fundamentales (y quintas) de cada acorde en los tiempos 1 y 3 de cada compás. La tuba sirvió como ancla armónica para el grupo. Por último, el papel de los bateristas era mantener a todos juntos manteniendo un ritmo constante durante toda la canción.

A medida que la música de jazz se desarrolló a lo largo de las décadas de 1940 y 1950, la instrumentación combinada de jazz comenzó a estandarizarse. El “quinteto” y el “sexteto” de jazz se hicieron muy populares durante este tiempo. El quinteto constaba de trompeta y saxo alto (o tenor) como principales instrumentos melódicos mientras que la sección rítmica (piano, bajo y batería) se ocupaba del ritmo y la armonía.

El sexteto agregó un trombón para formar lo que esencialmente era una línea frontal de tres cuernos, con acompañamiento de sección rítmica. El instrumento extra melódico del sexteto hizo posible que los cuernos añadieran más profundidad armónica al sonido del grupo. Cada instrumento tenía un papel no solo como voz melódica, sino también como un componente integral de la estructura armónica.

Los combos de jazz moderno consisten en una variedad de instrumentación: los combos de 4, 5 trompas son un lugar común. Sin embargo, a medida que el grupo crece, el nombre “combo” se reemplaza por “banda” o “pequeña gran banda”.

La combo de jazz ha proporcionado una salida musical y creativa para innumerables músicos durante los últimos 100 años. El combo de jazz continúa brindando a los músicos de jazz la oportunidad de trabajar juntos para hacer música no solo como grupo, sino también para desarrollar su propia voz como improvisadores de jazz individuales. Es, y probablemente siempre será, el vehículo perfecto para aprender el arte de la improvisación del jazz.

Puede interesarte

Be Bop Jazz Guitar Solos – ¡Emily Remler fue impresionante!

Emily Remler nació en la ciudad de Nueva York el 18 de septiembre de 1957 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *